¿El diablo en el diseño? Cómo el diseño de interacción puede hacernos caer en la tentación

Una mirada a cuatro patrones de diseño persuasivo que atraen y convencen a las personas a pasar de navegar a comprar, sin esfuerzos.

El trabajo de los diseñadores de interacción se trata de persuadir a las personas a que hagan algo: diseñamos botones atractivos y los colocamos “casualmente” en la página para que las personas hagan clic, quitamos todas las distracciones y optimizamos el proceso para que los clientes se deslicen sin esfuerzo de navegar a comprar, y creamos aplicaciones enteras cuyo único objetivo es que las personas las visiten con mayor frecuencia. Este artículo analiza cuatro patrones de diseño persuasivo que son parte de un conjunto de 57 patrones descritos por el autor en su libro Evil by Design.

La versión completa de este artículo está sólo disponible en inglés

Comments are closed.