Simplicidad, no Tan Simple: Adoptando un Compromiso Gradual Profundo

Por ejemplo, algo complejo en el proceso o en el código permite que una interfaz de usuario sea simple. El desarrollo de personas ha permitido que la UX adopte un enfoque más centrado en el ser humano a la hora de crear un sitio web que satisfaga la mayor cantidad de necesidades de los usuarios. Si bien esto funciona para los sitios simples, con escasa profundidad, un sitio más complejo requiere un enfoque más complejo para identificar y facilitar las necesidades del usuario.

Dependiendo de dónde se encuentren en un proceso determinado, los usuarios tienen diferentes niveles de participación, capacitación, confianza y requerimientos. Los requerimientos del sistema deben ser capaces de concordar con esas necesidades. Al modelar los niveles donde los usuarios participan e identificar cómo cambian y se expanden sus necesidades a medida que se van involucrando más, es posible adoptar un enfoque al diseño que pueda ser cada vez más complejo. Las interfaces complejas dan lugar a funcionalidades más ricas y capacidades ampliadas.

La versión completa de este artículo está sólo disponible en inglés.

Manzella, C. (2012). Simplicidad, no Tan Simple: Adoptando un Compromiso Gradual Profundo. User Experience Magazine, 11(3).
Retrieved from http://www.uxpamagazine.org/simplicity-not-so-simple/?lang=es

Comments are closed.